default_mobilelogo

Esta es la Guía oficial de Medellín, realizada por Víztaz y la Alcaldía de Medellín.

Historia

Historia

Los españoles divisaron el Valle de Aburrá en 1541, cuando el oficial, Jerónimo Luis Tejelo, arribó por orden del mariscal Jorge Robledo, fundador de Santa Fe de Antioquia. Sin oro ni plata a la vista, abandonaron el valle, en medio del rechazo de los indígenas de la zona.

En 1616, Francisco de H. Campuzano, reunió a varios nativos para fundar el pueblo de San Lorenzo de Aburrá, hoy barrio El Poblado.

Sucesivamente, los habitantes del valle comenzaron a agruparse en otros sitios de la naciente colonia. Uno de ellos fue Aná, cerca al actual Centro Administrativo La Alpujarra.

Los vecinos de Santa Fe de Antioquia, hasta entonces capital de la provincia de Antioquia, se opusieron a que se fundara una ciudad en el Valle de Aburrá, pues reducía su jurisdicción y control político.

El 20 de marzo de 1671 se erigía la Nueva Villa del Valle de Aburrá de Nuestra Señora de la Candelaria, pero los cabildantes y el cura de la ciudad de Antioquia lograron anular tal fundación. Sin embargo, el 2 de noviembre de 1675, se expidió el auto que estableció a Aná como Villa de Nuestra Señora de la Candelaria de Medellín.

 

En 1813, la provincia de Antioquia proclamó su independencia de España. A pesar de la oposición de Santa Fe de Antioquia, Francisco de Paula Santander sancionó el 17 de abril de 1826 la ley que elevó a Medellín como capital de la provincia de Antioquia.

Hacia 1870, el poblado experimentó un auge como proveedor de alimentos y como centro de mercado del café. Ese crecimiento dio empuje a la configuración urbana y arquitectónica de la capital, y, por ende, a su vida social, cultural e intelectual.

Historia

Pedro Justo Berrío -(1827-1875)- proyectaría a la ciudad como centro político y económico, promoviendo obras de infraestructura, como carreteras, el tranvía, la banca y el ferrocarril. Precisamente, en 1874 iniciaba una de las obras que marcaría la historia de la región: el Ferrocarril de Antioquia.

Para evitar el crecimiento desordenado, el Concejo de Medellín expidió el Acuerdo 4 de 1890, referente al plano que debía trazarse para el desarrollo de la ciudad. En 1899 se creó la Sociedad de Mejoras Públicas, que desempeñó un papel relevante en el desarrollo urbano y cultural de Medellín.

A comienzos del siglo XX, Medellín, apenas con unos miles de habitantes, experimentó una radical transformación, gracias a la industrialización estimulada por características primordiales en materia de topografía e hidrografía.

Al sector de la confección,  fuente de aquella industrialización, se sumaron otros, como el vidrio, calzado, alimentos de consumo masivo, siderurgia, transporte aéreo, electrodomésticos y producción de bienes culturales. Se gestaron empresas como la Compañía Nacional de Chocolates, Postobón, Coltejer, Fabricato, Coltabaco y Confites Noel.

Las políticas de apertura económica, impulsadas por los  presidentes Enrique Olaya Herrera y Alfonso López Pumarejo, en la década de 1930, consolidarían a Medellín como centro industrial, económico y financiero del país.

Historia

La vida cultural también florecía: nacieron periódicos como El Espectador, decano de la prensa nacional; y empresas radiales como Caracol y RCN. En el ámbito literario, resaltan figuras como Tomás Carrasquilla y Fernando González, y grupos como Los Panidas y Los Nadaistas.

El Festival de Ancón (1969), bienales de arte, y la obra pictórica y escultórica de Fernando Botero, entre otros, representan algunos de los hitos culturales.

Hoy, superada una época de violencia, Medellín se presenta como modelo de transformación e innovación social. Esta ciudad se llena con aires de vanguardia y esperanza. Anualmente acoge ferias de la moda y la confección, eventos culturales, fiestas tradicionales y decembrinas que atraen a visitantes locales e internacionales.

Obras de alta inversión, entre ellas el Sistema Integrado de Transporte del Valle de Aburrá (SITVA), que complementan el Metro; constante renovación urbana; canales locales de televisión; parques biblioteca, para acercar la cultura; desarrollo científico en salud y tecnología; y oportunidades de educación para todos, hacen de ésta una ciudad incluyente, de cara al futuro y con proyección.